F O G

Anuncios

OPORTUNÍSIMO: “Me caigo y me levanto” by Cortázar

Me caigo y me levanto

Nadie puede dudar de que las cosas recaen, 
un señor se enferma y de golpe un miércoles recae
un lápiz en la mesa recae seguido
las mujeres, cómo recaen
teóricamente a nada o a nadie se le ocurriría recaer
pero lo mismo está sujeto
sobre todo porque recae sin conciencia
recae como si nunca antes
un jazmín para dar un ejemplo perfumado
a esa blancura
¿de dónde le viene su penosa amistad con el amarillo?
el mero permanecer ya es recaída
es jazmín entonces
y no hablemos de las palabras
esas recayentes deplorables
y de los buñuelos fríos que son la recaída clavada
contra lo que pasa, se impone pacientemente la rehabilitación
en lo más recaído hay algo que siempre pugna por rehabilitarse
en el hongo pisoteado, en el reloj sin cuerda
en los poemas de Pérez, en Pérez
todo recayente tiene ya en sí un rehabilitante
pero el problema, para nosotros lo que pensamos nuestra vida
es confuso y casi infinito
un caracol segrega y una nube aspira
seguramente recaerán
pero una compensación ajena a ellos los rehabilita
los hace treparse poco a poco a lo mejor de si mismos
antes de la recaída inevitable
pero nosotros tía ¿cómo haremos? 
¿cómo nos daremos cuenta de que hemos recaído 
si por la mañana estamos tan bien
tan café con leche
y no podemos medir hasta donde hemos recaído en el sueño
o en la ducha
y si sospechamos lo recadente de nuestro estado
¿cómo nos rehabilitaremos?
hay quienes recaen al llegar a la cima de una montaña
al terminar su obra maestra
al afeitarse sin un solo tajito
no toda recaída va de arriba abajo
porque arriba y abajo no quieren decir gran cosa
cuando ya no se sabe donde se está
probablemente Icaro creía tocar el cielo
cuando se hundió en el mar …. y 
dios te libre de una zambullida tan mal preparada
tía ¿cómo nos rehabilitaremos?
hay quien ha sostenido que la rehabilitación 
sólo es posible alterándose
pero olvidó que toda recaída es una desalteración 
una vuelta al barro de la culpa
perfecto!
somos lo más que somos porque nos alteramos
salimos del barro en busca de la felicidad 
y la conciencia y los pies limpios 
un recayente es entonces un desalterante 
de donde se sigue que
nadie se rehabilita sin alterarse 
pretender la rehabilitación alterandose es una triste redundancia
nuestra condición es la recaída y la desalteración
y a mi me parece que un recayente debería rehabilitarse de otra manera
que por lo demás ignoro
No solamente ignoro eso
sino que jamás he sabido en qué momento 
mi tía o yo recaemos 
¿cómo rehabilitarnos entonces si a lo mejor no hemos recaído todavía?
y la rehabilitación nos encuentra ya rehabilitados
Tía, no será esa la respuesta ahora que lo pienso…
Hagamos una cosa:
Usted se rehabilita y yo la observo
varios días seguidos
digamos, una rehabilitación continua 
usted está todo el tiempo rehabilitándose y yo la observo
o al revés si prefiere
pero a mí me gustaría que empezara usted
porque soy modesto y buen observador
de esa manera si yo recaigo en los intervalos de mi rehabilitación
mientras usted no le da tiempo a la recaída 
y se rehabilita como en un cine continuado
al cabo poco nuestra diferencia será enorme
Usted estará tan por encima que dará gusto
entonces yo sabré que el sistema ha funcionado
y empezaré a rehabilitarme furiosamente
pondré el despertador a las tres de la mañana
suspenderé mi vida conyugal 
y las demás recaídas que conozco
para que, sólo queden las que no conozco
y a lo mejor poco a poco un día estaremos otra vez juntos tía
y será tan hermoso decir…
ahora nos vamos al centro y nos compramos un helado
el mío todo de frutilla
y el de usted con chocolate y un bizcochito.

GRÀCIES CLARES!

 

!Imagen

 

Más eficaz que una manifestación

Dentro de una hora y media habrá una manifestación en Barcelona.
La convocan los sindicatos y los funcionarios, los parados y los trabajadores, los jóvenes y los viejos, los enfermos y las enfermeras, los desahuciados y los hipotecados, y la plataforma social por el estado de bienestar (formado, entre otros, por la Asociación Unificada de Militares Españoles), entre otros.

Dentro de nada en todas las ciudades grandes de España volverán a sonar cacerolas y otras armas. Es bueno pensar que la mayoría tiene una idea parecida para manifestar. Pero ¿quién nos escucha? Nadie.

Los medios comunicantes el día después y gracias. Olvidado queda guardado. Esperando solo la siguiente, la que seguro me jode el único día del año que cojo un avión. Qué pena la comunicación a una banda, cuán poco útil el mensaje sin el receptor…

Y no hay nadie que escuche. Y no hay nadie que hable. Nos manifestamos contra todo y contra todos, pero en pro de nadie y de nada. Porque el mundo parece que está hecho para deshacerse infinitas veces y hacerse otras miles, y las que son en simultáneo y para siempre…

Hay algo mas eficaz que una manifestación, por favor? Alguien lo sabe?

Hacer coleccionables entregables con las publicaciones mensuales fue una mala idea

Esta fue una costumbre cuando era una niña. Se vendían revistas con muñecas de porcelana, periódicos con cuchillos de acero y colecciones absurdas en cualquier rincón.

Eso fue una mala idea, porque ellos crearon unos deseos (más allá de informarnos, que para eso estaban) que nunca hubiéramos pensado que llegaríamos a tener. Fue una mala idea regalar el coche teledirigido por entregas y luego querer irse un fin de semana a la montaña y no tener dinero.

No, no podemos, no me puedo quedar sin volante…